Tanto la versión básica como la Plus de este modelo, tienen 128 gigas de memoria de almacenamiento, pero por un precio más elevado se pueden adquirir versiones de hasta 256 gigas. Además, es importante recalcar que una porción de las ganancias por las ventas del iPhone rojo irá al Fondo Global de la Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, del que Apple ha sido socio durante una década.

Por su parte, el nuevo iPad equipa el procesador A9 de los iPhone 6s. Llama la atención por su precio y prestaciones: cuenta con una pantalla retina de 9,7 pulgadas con 2.048×1.536 píxeles de resolución, sensor de huellas dactilares y una cámara de ocho megapíxeles. El nuevo iPad sustituye del catálogo al iPad Mini 2, que ya no se venderá y su precio era inferior. Por eso el producto se convierte en el iPad más barato del catálogo de Apple.