El teléfono móvil es un elemento clave en nuestras vidas diarias, no solo por el uso profesional que hacemos de él sino por el personal para estar conectados constantemente con nuestros seres queridos. Pero, ¿qué sucede cuando llega el verano? ¿Hacemos más o menos uso de estos dispositivos?

España es, junto con Singapur, el país que más smartphones tiene por habitantes, como publica un estudio de la plataforma Back Market. Según otro estudio, de la firma Adglow, el 89% de la población se conecta a Internet desde un Smart pone durante el verano, seguido del tablet en un 28% de los casos. Un 18% de los españoles afirma que lo primero que mete en su equipaje es el teléfono móvil, según un estudio de ASUS, hasta el punto de que muchos olvidan elementos tan indispensables como el cepillo de dientes o la maquinilla de afeitar antes que el móvil.

Según el estudio de Adglow, los españoles duplican la cantidad de fotos y de vídeos en verano. Por ello, la actividad en redes aumenta un 21% en el periodo estival, cifra que sube hasta el 30% en el caso de los más jóvenes. Los temas más mencionados en redes durante esta época son la familia y los amigos (32%), actividades al aire libre (13%), comida y restaurantes (13%), viajes (11%), el tiempo (9%) y la ropa (9%), según datos publicados por Facebook, así que, pese a todo, parece que la conversación es similar a la del resto del año.